Zion Williamson, el mayor fenómeno adolescente desde LeBron James, ya es número 1 del Draft

Como estaba previsto, los New Orleans Pelicans apostaron por Zion Williamson como número 1 del Draft de 2019 llevándose consigo al mayor fenómeno adolescente que se recuerda en Estados Unidos desde la irrupción de LeBron James. Este jugador de 18 años, cumplirá los 19 en el próximo mes de julio, se dio a conocer durante su etapa en el baloncesto de High School (instituto) a través de unos espectaculares mates que se convirtieron en virales en todas las redes.

Nacido en Salisbury, la ciudad colonial más antigua y continuamente poblada de la región occidental de Carolina del Norte, Williamson decidió que quería ser una estrella del baloncesto con apenas cinco años tras haber probado otros deportes como el fútbol o el fútbol americano. A los nueve años ya se levantaba a las cinco de la mañana para entrenar y jugaba contra niños hasta cuatro años mayores que él.

Además de su poderío físico, mide 2,01 metros y pesa 129 kilos (sólo el gigante Boban Marjanovic pesa más que él en toda la NBA), Zion destaca por su coordinación técnica que le permite pasar y botar el balón utilizando las dos manos sin problema. Esto se debe al trabajo que hizo con su padrastro, Lee Anderson, quien fue jugador de la NCAA y le enseñó a desenvolverse como base.

Sin embargo, si alguien marcó sus primeros pasos en el baloncesto fue su madre, Sharonda Sampson. Bajos su órdenes jugó en la Johnakin Middle School de Marion (Califronia) promediando 20 puntos por partido y perdiendo tan sólo tres partidos en dos años de competición.

Los años de instituto fueron los de su explosión física, muy superior a la del resto de jugadores a los que se enfrentaba. Sus exhibiciones con el Spartanburg Day School y los vídeos virales de sus mates generaron mucha expectación en torno a su figura. Algo que creció todavía más cuando firmó por la prestigiosa Universidad de Duke para jugar en la NCAA.

Una lesión que paró al mundo del baloncesto

En el campeonato universitario tuvo una participación destacada con 22,6 puntos, 8,9 rebotes, 2,1 asistencias, 2,1 robos y 1,8 tapones por partido con un 33,8% de efectividad en triples y un 64% en tiros libres, quizás uno de sus puntos a mejorar. No obstante, su temporada estuvo marcada por una lesión que puso al mundo del baloncesto en pie de guerra. En el partido más esperado por todo el mundo, el que enfrentaba a Duke y North Carolina con entradas por hasta 2.400 dólares, Williamson cayó lesionado a los 33 segundos del primer cuarto después de que su zapatilla izquierda se reventara. Finalmente, aquel episodio polémico quedó en un esguince de grado 1 en su rodilla derecha que le permitió volver a las canchas en esa misma temporada.

Ahora, su llegada a la NBA ha vuelto a generar mucha expectación. Kevin Durant, se refirió a él como “el tipo de atleta que aparece una vez por generación”. Según su ex entrenador en Duke, el mítico Mike Krzyzewski, Zion tiene un salto vertical de 1,14 metros. Algo sencillamente espectacular. Entre los jugadores a los que se le comparan se encuentran Charles Barkley, Larry Johnson, LeBron James y Julius Randle, aunque el legendario entrenador Roy Williams fue mucho más allá: “Probablemente es uno de los mejores jugadores de la escuela secundaria que se ha visto desde Michael Jordan”.

Proyecto ilusionante en Nueva Orleans

A pesar de que su cara fue un poema cuando se enteró de que los Pelicans tendrían el número 1 del Draft, el proyecto que se está preparando en Nueva Orelans es de lo más ilusionante. Con el traspaso de Anthony Davis a Los Ángeles Lakers llegaron Brandon Ingram, Josh Hart y Lonzo Ball, con quien puede formar una conexión muy especial. Además, también tienen el nº4 del Draft que podrían traspasar, junto con Jrue Holiday, en el futuro para hacerse con más activos interesantes y con proyección. Si a ello consiguen sumarle la continuidad de Randle, Elfrid Payton o Jahlil Okafor, los Pelicans pueden convertirse en un equipo con plaza fija en ‘playoffs’ en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *