28 de mayo de 2020

¿Un March Madness a puerta cerrada debido al Coronavirus? La NCAA ya trabaja sobre esta posibilidad…

La amenaza del Coronavirus sigue expandiéndose y con ella los intentos por contener al virus. Primero fue la suspensión de la liga de China. Después llegaron los partidos a puerta cerrada en Italia y ahora ya también en España. Y esta es una medida que parece que también están muy cerca de tomar cruzando el charco en Estados Unidos… y podría suceder en todo un NCAA Tournament.

El torneo de la NCAA, conocido popularmente como March Madness, está previsto que comience el 17 de marzo. Y la NCAA, una organización para la cual el torneo supone más de un 80% de sus ingresos en la parcela del baloncesto, está estudiando todas las posibilidades, incluyendo que se jueguen algunos o todos los partidos a puerta cerrada sin aficionados para intentar evita la propagación del Coronavirus.

El NCAA Tournament será la competición más grande que se celebrará en Estados Unidos desde que las autoridades sanitarias declarasen la situación de emergencia sanitaria a finales de enero. En total son 68 los equipos participantes, que disputarán sus encuentros en 12 estados diferentes.

«La NCAA está comprometida a llevar a cabo sus torneos y eventos de la manera más responsable y segura posible», decía recientemente Donald Remy, el jefe de operaciones de la NCAA. «A día de hoy el plan es que todo siga como estaba planeado, pero estamos evaluando de manera diaria la situación del COVID-19 y tomaremos las decisiones que sean adecuadas».

Remy dijo que están considerando todas las opciones, incluyendo la posibilidad de que el torneo se juegue a puerta cerrada. «Lo más importante es la salud de los atletas, los fans y todos los participantes». El responsable también señaló que si sucediese el peor de los casos, disputándose a puerta cerrada o llegando a la cancelación por completo, la NCAA estaría preparada económicamente para dicho escenario gracias a los seguros y reservas que tiene contratados.

En los torneos de conferencia que se están disputando estos días ya se han jugado partidos a puerta cerrada. Un ejemplo es el torneo que organiza la Universidad John Hopkins, que ha decidido jugar sus primeras rondas a puerta cerrada debido a los casos del virus que se han dado en Maryland. ¿Tendrá que tomar la NCAA una decisión similar a gran escala?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may have missed