jue. Jun 4th, 2020

Basquetformativo

Magazine de basquet

La Netflix del spinning

4 min read

Cada vez más deportistas de elite en EE UU recurren durante el confinamiento a Peloton, el ‘Netflix del spinning’, una startup que ya vale más de 4.000 millones de dólares…

El ejercicio en casa se ha convertido en un lujo durante estas semanas de confinamiento, en plena crisis por la expansión global del coronavirus. Para cualquier persona, los que no pueden seguir sus rutinas de entrenamiento habituales y los que buscan simplemente formas de combatir el sedentarismo absoluto o, sin más, despejar un poco la mente. Capítulo aparte merecen los deportistas profesionales, para los que estas medidas excepcionales que ha habido que asumir son en muchos casos una traba fundamental para mantener la forma competitiva. Algunos advierte de que no será tan fácil como apretar un interruptor en el cuerpo de los jugadores cuando se quieran retomar las ligas y competiciones. Y casi todos han estructurado ya unas fórmulas de entrenamiento que suelen incluir sesiones de ejercicio casero, conexión con compañeros y fisios a través de Hangouts o Zoom…

Y muchas bicicletas estáticas. Estas se han convertido en uno de los grandes lujos en muchas casas… y en una necesidad en las de los deportistas. El Valencia Basket, por ejemplo, envió una a la casa de cada jugador, la joya de un kit de entrenamiento individual para una situación que se ha acabado alargando más de lo que muchos esperaban. En el deporte estadounidense, el spinning y el indoor cycling están a la orden del día como parte de las rutinas de ejercicio. Con una palabra que cada vez se ve más en las redes sociales de grandes estrellas que van del MVP de la NFL en 2018, Patrick Mahomes, al golfista Rory McIlroy y a muchos jugadores de la NBA, incluidos los Warriors casi al completo: Peloton. Stephen Curry ha reconocido que compiten en un verdadero Tour de Warriors: “Todavía no estoy en el podio, pero sí por encima de la media”, dice el base, que se ha llevado reprimendas cuando ha faltado a una sesión y que cuenta en el Wall Street Journal que Draymond Green es igual de competitivo y molesto sobre la bicicleta y en la ruta virtual que en la cancha de molesto.

Pero ¿qué es Peloton? La Netflix del spinning, como ha sido considerada, fue una startup puesta en marcha en 2012 y que ya vale más de 4.000 millones de dólares. Su concepto une muchos de los rasgos de la red social con la comodidad del ejercicio en casa y un toque de diseño de lujo al estilo Apple. Se trata, en esencia, de un sistema de clases de spinning online que requieren la compra de una bicicleta de acero inoxidable que ronda los 2.000 euros e incluye una pantalla táctil y con wifi, a prueba de líquidos (agua, sudor…) y que permite una hiperconectividad constante. Tras comprar la bicicleta, se necesita una suscripción que vale algo menos de 40 euros al mes. Esta abre las puertas a diez clases diarias online y a un archivo con más de 3.000 sesiones en las que se puede filtrar por profesor, dureza, estilo de música, duración…

Quince profesores graban sus clases en los estudios de Peloton en Manhattan, donde las sesiones presenciales se han detenido ahora por culpa del coronavirus y la necesidad del distanciamiento social. En las virtuales se llegan a congregar más de 6.000 personas. Todas se han creado su perfil, con sus datos y su foto, interactúan, crean grupos y compiten entre ellos. En esencia, como una red social más. Y ahí radica parte de su éxito: según datos de la propia compañía, el 96% de sus suscriptores lo son a largo plazo y usan sus bicicletas al menos 13 veces al mes. Lo hacen en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. En el resto del mundo, la expansión se retrasa debido a la pelea por los derechos de las canciones usadas en las clases.

Alex Toussaint, uno de los profesores, le ha contado a ESPN que dio clases presenciales el pasado verano a Cam Newton, otro MVP de la NFL (2015) y que de niño soñó con ser jugador de la NBA. Por eso ahora se toma las clases “como Michael Jordan un séptimo partido” y ejerce también como relaciones públicas de Ladder, una compañía de complementos nutricionales para deportistas que es propiedad de LeBron James. En Estados Unidos, Peloton está dejando de ser un artículo con regusto elitista, las cosas del confinamiento, y se está convirtiendo también en un elemento básico para muchos deportistas de elite, más de lo que preveían en Silicon Valley cuando se aseguraba que el spinning virtual era uno de los grandes frentes de negocio de la siguiente generación. No digamos con la gente obligada a quedarse en sus casas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.