“La A es mucho más física y a veces no se nota, pero es más intenso que la liga Argentina”

[contar][/contar]

Entrevista a Diego Figueredo para BFO

Como fue a partir del reconocimiento como un destacado armador en la liga Argentina el paso a la Liga Nacional?

“Personalmente fue durísimo, tanto en lo deportivo como en lo personal. Si bien yo estaba muy a gusto jugando el TNA (actual liga Argentina) y era reconocido, venia de tener una muy buena temporada con el equipo en Estudiantes de Olavarría pasar a la A nacional fue algo completamente diferente.

Del protagonismo pase a un lugar donde mucho no me conocían y tenía que ganarme un lugar otra vez. Tratar de posicionarme y estar mostrándome, eso te condiciona porque si lo haces mal perdes los minutos que jugabas y perdes confianza. “

“No hay tanto tiempo para perder oportunidades se juega muy seguido y allí se ve tu habilidad para recuperarte rápido de lo sucedido y lograr mejorar. Fue duro pero no me arrepiento. La primera temporada transitando 3 equipos diferentes con salidas y llegadas conociendo diez compañeros diferentes en cada momento fue difícil.

Cuando me tome el micro para sentía que no estaba preparado para volver a cambiar pero logre acomodarme gracias a la ayuda de mi familia y mi novia, así pude hacer mi trabajo.

Este año fue mucho más relajado en ese sentido y lo pude disfrutar más.”

Cuáles son las mayores diferencias que has notado entre ambas competencias?

“La A es mucho más física y a veces no se nota pero es más intenso que la liga Argentina. No se trata de correr más o correr menos, algunos dicen que les gusta más la liga Argentina porque se corre más, sin embargo en la A las ejecuciones son mejores, más sencillas, rápidas e intensas. Las cortinas son más fuertes detener a un jugador implica más esfuerzo y eso todo el tiempo al cien por ciento. No se trata de correr más sino de ejecutar mejor todo el tiempo.”

“En la A son los detalles pequeños los que te hacen llegar a una ventaja. En la liga Argentina tal vez podes dejar algún jugador con más libertad, en la A, el margen de error es menor y hay que prestarles más atención a todos. Después también hay una diferencia de tamaño, son más grandes y fuertes en la A. Hace unos años se diferenciaban bien cuáles eran los jugadores de la A o del TNA, hoy eso ha ido cambiando y se mezcló más.”

Que tuviste que agregarle a tu juego o que tuviste que cambiar para poder jugar la A?

“Lo principal que tuve que hacer fue enfocarme en volver a ser un base de recambio, algo que había dejado de hacer y tuve que retomar sobre todo esta temporada. La temporada anterior en Ferro jugaba poco y solo le daba algunos minutos de descanso al base titular, cuando pase a Argentino de Junín, fui por lesión del base así que llegue para jugar 25 minutos y lo mismo cuando fui a Salta así que no viví el rol de armador de recambio con lo que eso implica. Estuvo muy bueno volver a ese rol y después no le quite nada a mi juego sigo haciendo lo mismo, con mis características ya que fue lo que me trajo hasta acá. Si he tratado de mejorar físicamente y en cuestiones de lectura del juego. No hay tanta diferencia con los jugadores de mi tamaño pero si con los más grandes, no es lo mismo soportar una cortina de un jugador de 120 kg o defender un base de tus mismas características.”

Que balance haces de la temporada con Libertad de Sunchales?

“El balance fue muy positivo, ya desde el comienzo donde se hacían los pronósticos éramos un equipo con muchas apuestas, sin tanta experiencia y más incógnitas que certezas. Fuimos un mix entre experiencia y juventud que no sabíamos cómo podía salir. Nos fue bien, terminamos en mitad de tabla hicimos unos playoffs buenos también llevando a un gran rival a un quinto juego. Fue una buena temporada. Y ni hablar de la liga Sudamericana, que allí se empezó a notar como podía jugar el equipo. El entrenador nos dijo algo muy interesante, se notaba que el equipo tenia temor a hacer papelones, perder mal, por 40 puntos y eso nos hacía estar alerta y conectados tratando de jugar al máximo. Nunca nos entregábamos, volvíamos de situaciones adversas y nos manteníamos jugando de igual a igual. No fue algo que buscamos, se dio así y fue bueno porque sentir ese temor nos hizo jugar más concentrados. Durante momentos de la temporada tuvimos hasta 4 jugadores menos y tuvimos que sustituirlos con esta actitud. Se fue Cangelosi, llego Thomas que nos ayudó mucho, tuvimos a Zago con las dos manos lesionadas y pudimos continuar competitivos.”

Como estas considerando la próxima temporada?

“No ha surgido nada sobre contratación o renovación porque recién estamos terminando, es temprano. Parece que va a haber muchos cambios de entrenadores eso si se ha movido bastante. No es un dato menor eso genera revuelo en el mercado. Mi objetivo sigue siendo hacer pie en la categoría y poder ser considerado. No tengo aun nada concreto pero mi objetivo sigue siendo mejorar para poder estar en la categoría.”

Como has visto la liga A en general y teniendo en cuenta una liga con tantos jugadores extranjeros?

“La liga se ha nivelado hacia el medio, y una de las cosas que te lo muestra es el nivel de los extranjeros, hubo una época de la competencia donde no hacía falta tener 3 o 4 extranjeros solo con uno o 2 muy buenos podías tener buen equipo. En la que yo competí se emparejo y había momentos donde el último le podía ganar al primero. Por ejemplo en esta liga hubo una franja entre el 5to y el 14vo que se emparejo mucho se sacaron solo 2 o 3 partidos de diferencia. Y continuo en los playoffs, el equipo que había terminado 12vo llego a semifinal, lo mismo paso con la Unión de Formosa, Hay 3 o 4 cuatro que están un paso arriba pero el resto han sido muy parejos.

Con Libertad lo veíamos pero al momento de jugar te olvidas y jugas todo igual, esto lo analizas más al final que durante la temporada.

Después tener al equipo sano es clave, el tema de las ventanas FIBA, perjudico a varios porque tenías un parate de a lo mejor 15 días y el calendario de la liga también hay que verlo bien porque tener 10 partidos en un mes con giras no es nada fácil para lo que hablamos. Algo que escuchamos que quieren cambiar es el parate después del Súper 20 que hay equipos que no juegan durante 40 días y lo quieren modificar. Es mucho.

A nosotros nos ayudó la liga Sudamericana en el medio no lo sentimos tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *