mié. Jul 8th, 2020

Basquetformativo

Magazine de basquet

“Kobe y Shaq son la mejor pareja de la historia de la NBA. De calle”

4 min read

El excompañero de Kobe en los Lakers ha asegurado que la pareja que formaba el escolta con Shaquille es la mejor de siempre. “De calle”, sentenciaba Metta World Peace.

Hemos dejado atrás la era de los big threes y nos hemos metido de lleno en la de las parejas. Al menos, eso es lo que pareció en el último mercado veraniego, en el que la unión de dos estrellas se convirtió en un denominador común dentro de la NBA. Atrás quedaron los tríos que LeBron formó, primero con Wade y Bosh en Miami y luego (en menor medida) con Kyrie y Love en Cleveland. También esa asociación eterna de los Spurs, con Duncan, Parker y Ginóbili ya retirados o la que formaron, con un éxito infinitamente menor, Westbrook, Carmelo y George en los Thunder.

No han sido los únicos en aliarse en los últimos tiempos, pero parece que la tendencia ha cambiado y la costumbre de formar tríos ha tornado ahora en dúos. Kawhi y el ya mencionado George ponían rumbo en verano a los Clippers para desafiar a unos Lakers (¿o al revés?) que contaban en sus filas con LeBron y Anthony Davis. Westbrook se unía con Harden en los Rockets, y Durant y Kyrie hacían lo propio en Brooklyn, por mucho que todavía no hayan debutado. Y al margen quedan otras como los Splash Brothers, en un segundo plano este año por las lesiones, el matrimonio con amagos de divorcio entre Mitchell y Gobert o ese proyecto que amenaza con romperse de Simmons y Embiid. Muchas parejas y grandes nombres que han dado una nueva perspectiva a una Liga en la que ha cambiado la manera de formar duplas, pero que no por eso ha dejado de formarlas.

Con la manera nos referimos a que brilla por una ausencia casi completa, ese dúo dentro-fuera que se formaba antaño. Jerry West y Wilt Chamberlain (antes Elgin Baylor) en Lakers o Bob Cousy y Bill Russell en los Celtics fueron algunas de las primeras, aunque no tan icónicas como las formadas por Oscar Robertson y Lew Alcindor en Milwaukee y, más tarde, del propio Alcindor, ya como Kareem Abdul Jabbar, con Magic Johnson. Esta última es considerada siempre una de las mejores de la historia, aunque el dúo clásico por excelencia fuera el formado por Stockton y Malone en los Jazz, otro con un base y un hombre interior a la cabeza. Con mención especial para Jordan y Pippen, que si bien no cumplen el requisito de pareja clásica por posición en pista, si lo fueron por calidad y títulos conquistados.

Sin embargo, para Metta World Peace hay una pareja que se sitúa por encima del resto, y es la que juntó a Kobe Bryant y Shaquille O’Neal. El que en su día fue Ron Artest, puso una imagen en Twitter de ambos jugadores (con Kobe compartió equipo) afirmando que eran el mejor dúo de la historia de la NBA “de calle” (“Hands down“). Una opinión compartida por muchos pero que también goza de críticas, como todas en un mundo tan heterogénero en su debate como la NBA, en la que es imposible parar de discutir sobre temas tan irrisorios como interesantes que permiten, entre otras cosas, sobrellevar una cuarentena.

En cuanto a Kobe y Shaq, se debate, por ejemplo, si fueron mejores Magic y Kareem o Pippen y Jordan. Muchos argumentan que éstas no eran parejas propiamente dichas, ya que contaban con un equipo que les impulsaba a su alrededor, aunque juntos protagonizaran innumerables jugadas. También se habla de la edad de Jabbar, que llegó cuesta abajo a los mejores años de Magic, o de la superioridad de Jordan en ataque respecto a Pippen. Malone y Stockton son la pareja más clásica, pero su falta de anillos los deja por detrás en un debate en el que siguen siendo los primeros en los que piensa el aficionado a la NBA al hablar de estos dúos. Y también, claro, hay quién deja atrás a Kobe y Shaq por ser dos jugadores adimensionales por separado o por los problemas que tuvieron como pareja.

Lo cierto, es que pívot y escolta fueron una de las útlimas parejas fuera-dentro que hemos visto, al menos de primero nivel y dejando atrás otras del siglo XXI que se quedan un poco por detrás (Wade-O’Nea, Nash-Stoudemire…). Estuvieron juntos ocho temporadas (1996-2004), ganaron tres anillos (2000, 2001 y 2002) y disputaron también las Finales de 2004. En 2001 firmaron además un 15-1 en playoffs, el mejor récord de la historia hasta el 16-1 de los Warriors. En esa fase final Kobe se fue a 29+6+7, y Shaq a 30+15, números que repitieron en numerosas ocasiones. Juntos, por ejemplo, promediaron más de 50 puntos por partido en cuatro temporadas consecutivas (2000-03) y fueron la esencia misma de los highlights y una pareja de un análisis increíblemente interesante, con altas dosis de amor y odio, un divorcio muy sonado y la reconciliación final. Méritos tienen para ser la mejor pareja de la historia… igual que muchos otros. El resto, queda para las opiniones. La de Artest, ya la sabemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.