Kobe: un cinco veces campeón… ¿infravalorado tras su retirada?

La inclusión del ex escolta en el Tercer Mejor Quinteto de la década ha generado polémica; después de una carrera de leyenda, ¿se trata bien la figura de la estrella?

Los condicionantes son un tema tradicional en la NBA. El qué podría haber pasado es más recurrente incluso que lo que realmente pasó, y discutir sobre cosas que nunca han tenido lugar son el pasatiempo preferido de mucho aficionados, analistas o incluso jugadores de la mejor Liga del mundo.

No deja de ser curioso. A la gente le gusta más comentar hipótesis que realidades. Es algo que vemos a menudo en jugadores retirados, que hablan de cómo serían capaces de vencer a los Warriors sin problema en una serie a siete partidos (Scottie Pippen) o hablan de que el equipo al que pertenecían era realmente imbatible (Shaq).

Cada vez que hay una declaración al respecto se genera polémica y un debate vivo que dura días. También cuando la NBA y los medios que la cubren realizan diferentes clasificaciones históricas sobre equipos, jugadores, momentos clave… otra tradición que tiene al menos dos o tres episodios por temporada y acaba con un aluvión de críticas o de comentarios favorables, según como se tercie.

Esto ha pasado recientemente. Varios analistas de la Liga y productores de NBA TV se juntaron para formular y publicar sus tres mejores quintetos de la década, acotada desde la temporada 2009-10 hasta la pasada. La única norma aplicada en su elección era la de elegir a dos jugadores exteriores (backcourt) y tres de perfil interior (frontcourt).

Evidentemente, el debate se originó al instante, y aunque se discutió de varios jugadores hubo un nombre que apareció por encima de todos. El de Kobe Bryant, elegido en el Tercer Mejor Quinteto por detrás de gente como James Harden, Chris Paul, Russel Westbrook, Blake Griffin, Carmelo Anthony…

Pero, ¿es justa la inclusión de Kobe en ese equipo? Es la primera gran incógnita. Hay que tener en cuenta que el escolta disputó 7 de las 10 temporadas a las que se refiere la clasificación. También hay que la estrella mantuvo su nivel hasta la 2012-13, cuando se lesionó del tendón de Aquiles. Con 4 temporadas a tener en cuenta dentro de la última década, lo que le deja con menos partidos disputados (jugó poco tras la rotura) y una caída en picado en porcentajes de tiro o minutos en pista.

Sin embargo, su currículum en esas cuatro campañas y, por lo tanto, en la década que nos ocupa, no deja de ser de los mejores de la Liga. En la 2009-10, primera de estas 10 temporadas, Bryant es campeón de la NBA y MVP de las Finales. Además, durante la regular season realiza 6 tiros ganadores, más que nadie en la historia en una sola temporada. Estos lanzamientos permitieron a los Lakers hacerse con el primer puesto en la Conferencia Oeste, Sin ellos, habrían quedado sextos, perdiendo la ventaja de campo en playoffs. Su incidencia por lo tanto es esencial para la consecución del que ha sido el último campeonato de la franquicia de púrpura y oro.

Más. Ya hemos dicho que Kobe mantiene el nivel hasta 2013. En esos cuatro años, el escolta no se baja del Mejor Quinteto de la temporada, está continuamente optando al MVP y no se baja del top 5 de los mejores anotadores de la Liga (acaba segundo en la 2011-12 por centésimas). También es incluido dos veces en el Mejor Quinteto defensivo y una en el segundo. Y ha sido seleccionado en todos los años para el All Star retirándose con 60 puntos ante los Jazz, la mayor cantidad anotado por nadie en el partido del día de su retirada. Números nada desdeñables que aunque se alejan en el tiempo no dejan de estar dentro de la última década.

Y más. En esas cuatro campañas, el escolta está en casi 27 puntos, 5 rebotes y 5 asitencias con un 45% en tiros. Aunque baja considerablemente sus promedios en los tres últimos años que vive como profesional, en la última década Kobe ha promediado 24,7 puntos, 5,1 rebotes y 4,8 asistencias. Estadísticas que le dejan a la par de jugadores como James Harden (24,3+5,2+6,2), Russel Westbrook (23,8+7,3+8,7), Stephen Curry (23,5+4,8+6,6), Anthony Davis (23,7+10,5+2,6), Chris Paul (18,1+4,4+9,6) o Carmelo Anthony (23,9+6,8+2,9), y por delante de Kawhi Leonard (17,7+6,3+2,4) o Blake Griffin (21,9+9+4,5). Solo LeBron (27+7,7+7,6) y Durant (28+7,4+4,4) le superan de forma clara.

¿Qué se tiene en cuenta para hacer los quintetos? Es la gran pregunta. Si atendemos a las selecciones para el All Star, Kobe tiene 100% de efectividad. Hasta su lesión era un top de la Liga, y se retiró siento considerado uno de los mejores jugadores de la historia. Las estadísticas de la década tampoco le dejan en mal lugar, y no podemos olvidar que el anillo de 2010 le da un campeonato en los últimos diez años, algo que no tienen Carmelo, (unas semifinales de Conferencia como tope en esta década), Davis (más de lo mismo), Chris Paul (finales del Oeste), Harden (Finales de la NBA en un equipo del que partía del banquillo), Westbrook (lo mismo), o Griffin (semifinales del Oeste). Y eso sin contar a Paul George, LaMarcus Aldrige y Giannis Antetokounmpo, compañeros de quinteto.

Está claro que hay una tendencia clara dentro de estas clasificaciones a premiar los últimos años de la década por encima de los primeros. Solo eso explica la inclusión de Kawhi en el primero tras un año de ensueño en el que ha alcanzado su cúlmen como jugador. Antes ya era muy bueno, pero nunca hasta ahora había estado al nivel de sus compañeros de quinteto. La explosión en los últimos playoffs del alero contrasta con la de Nowitzki en 2011, la fase final que definió su carrera y le dio el anillo. El hoy jugador de los Clippers lo hizo el año pasado. El alemán, hace 8. Entra dentro de la década que nos ocupa, pero se premia la actualidad. Y todo eso sin mencionar que Dirk no está en ningún gran quinteto… y Aldrige o Griffin sí.

La tendencia también explica, por ejemplo, que Anteto, que ha estallado este año pero que no había hecho ninguna temporada de ensueño anteriormente, esté incluido. También que Harden y Westbrook estén tan arriba. Sus últimos años no dejan de ser históricos… pero en los primeros de la década (y los primeros suyos en la NBA) estaban muy por detrás de Kobe. Se tiene más presente lo ocurrido en los últimos tiempos que en los primeros años de la década.

Tampoco vale como excusa que Bryant haya participado en 7 de los 10 años que no ocupan. Anteto ha jugado 6. Davis 7. Carmelo ha caído en desgracia en los últimos tiempos y Kawhi se pasó un año en blanco antes de estallar en los Raptors. Es cierto que la mayoría ha destacado en los últimos años… pero no es el caso de Carmelo o Chris Paul, que han perdido su luz en las últimas campañas pero están por delante del escolta angelino.

Kobe y el debate del GOAT
La otra gran pregunta es si se ha infravalorado a Kobe tras su retirada. Esta cuestión es más difícil de responder. En un mundo como el norteamericano, lleno de clasificaciones y opiniones gratuitas, es complicado aventurarse a decir que lugar ocupa el escolta en la historia.

Lo que sí parece claro es que hay una opinión general que pone a Bryant fuera de la lucha por ser el mejor jugador de todos los tiempos. Los analistas coinciden en ponerlo dentro de un top 10 histórico, pero no pasan de ahí. El propio Kobe fue muy claro al respecto: “No me involucro en cosas que no puedo ganar”.

Sin embargo, ha habido opiniones dispares al respecto. Bryant, considerado en su etapa como jugador como el heredero de Michael Jordan, ha estado en la pelea. Incluso Doc Rivers dijo en los últimos años del escolta que había que esperar a que se retirase para ver quién de los dos era mejor. Parece que Jordan tiene asegurado su trono en lo que a Kobe se refiere… pero el ex de los Bulls sigue siendo uno de los mayores fans de su teórico heredero, al que ha puesto por delante de LeBron (“5 anillos valen más que 3”) y del que ha afirmado que es el único jugador que podría ganarle en un uno contra uno.

James en concreto es el jugador que parece haber desplazado a Kobe del debate por ocupar el trono de Jordan. El de los Lakers declaraba en una entrevista ser el mejor de la historia por delante de la leyenda de los Bulls y de LeBron en una respuesta que pareció más una broma que otra cosa (ya se había descartado el debate) pero en la que dejaba por delante de El Rey a Jordan. Esta última comparación parece haber perdido fuerza tras el bajón del alero en los Lakers y la irrupción de Kawhi, la nueva cara de la Liga.

Otro que defendió al escolta fue Shaq, que dijo que su ex compañero (y ex enemigo) debía de estar en el debate del GOAT y que no se le trataba con justicia. Habrá opiniones dispares, pero parece que al propio Kobe no le interesa demasiado el tema, como tampoco ha reaccionado al ser incluido en el Tercer Mejor Quinteto de la década. Su legado es historia viva de la NBA, y su inclusión en el Hall of Fame se da por sentada. El resto, le importa poco. Tiene 5 anillos. Y eso no se lo quita nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *