Karina Rodriguez:”Hemos logrado cambiar un concepto clave. No le quitamos algo al masculino para dárselo al femenino. “

La ganadora de la Copa de la Reina de España, cuatro veces campeona mundial de clubes y campeona de Euro liga en una charla con básquet formativo donde no elude ningún tema. La actual directora deportiva del femenino de la CABB, define una activa política de desarrollo orientada a  derechos y necesidades de nuestro basquetbol.

Como se produce tu traslado al extranjero y toda tu etapa de tanto éxito deportivo?

“En 1987, voy con la selección argentina de cadetas a Ibarra, Ecuador y ganamos el torneo sudamericano y un año después, en juveniles, lo repetimos en el sudamericano de Mar del Plata. Fue algo inédito porque por aquel entonces era FEBRA quien legislaba al basquetbol femenino, no dependíamos de la Confederación. No había la mínima estructura para trabajar y me llega una invitación para trasladarme a Brasil a jugar. No era una oferta económica importante pero si era una oportunidad de dedicarme de tiempo completo al basquetbol y poder estudiar al mismo tiempo. Lo que me ofrecían era muy similar a lo que hoy es una academia NBA alrededor del mundo.

Llego a Brasil en un momento de gran desarrollo de las jugadoras, sobre todo bases y aleros, como Hortensia y Paula. Allí también había una necesidad de incorporar jugadoras para jugar de pívot, así se dio mi oportunidad. Brasil era una potencia, las mejores jugadoras del mundo iban a jugar allí la WNBA no nos seducía ni económicamente ni como competencia. Cynthia Cooper, Kathy Boswell jugaban en Brasil, por ejemplo. Fijate lo que fue aquella época que la selección rompe en 1994 una hegemonía de EEUU y la Unión soviética ganando el mundial de Australia. Todo esto influyo mucho en mi preparación.

En 1990, recibo una invitación para ir a Zaragoza a ayudar al equipo a no descender. Mi agente les pide un premio elevadísimo porque no pensaba que pudiéramos lograrlo, pero no solo salimos de la zona de descenso sino que clasificamos a la Copa de su Majestad la Reina, logramos obtenerla y en la final anote 48 puntos (pueden ver el partido en you tube).

Lo que iban a ser tres meses se transformaron en dos temporadas para jugar liga y Euro liga y en 1992, recibo una oferta de Ponte Preta Brasil para ser parte de un proyecto de equipo para ganar el mundial de clubes. Fue un suceso jugábamos con 10.000 o 15.000 personas y el equipo gana cuatro mundiales de clubes tres de ellos de manera invicta.

Luego de esta etapa vuelvo a Zaragoza y conseguimos ganar la Euro liga, tuve la suerte de que León Najnudel había estado antes y había ganado la Copa del Rey y ser argentina era bien visto. Más adelante me invitan a participar de Sol de Miami en la WNBA, voy a entrenar pero realmente no era atractivo para mí ser rookie en aquella liga a los 30 años y ya tenía mi vida bastante organizada en Brasil. Termine allí mi carrera, comencé a actuar en política deportiva, seguí mis estudios y hasta pude comprarme un perro, imagínate por primera vez me quedaba quieta.”

Que sucedió con tu participación en la selección Argentina?

“Después de los torneos juveniles no volví a participar de la selección, ya que por una decisión del entrenador de aquel entonces Eduardo Pinto, no fui convocada. Él no quería que participara por ser lesbiana y quede al margen de la selección. No fue algo explicito pero opto por no convocarme. Fue para mí una cuenta pendiente, por eso es grato volver ahora después de 28 años a ser parte de la Confederación. Para mi carrera se ve lejos un Hall de la Fama o algo así porque se me negaron los torneos más importantes de selecciones. Solo competí en las competencias FIBA de clubes.

Lamentablemente para mí ese cuerpo técnico estuvo 20 años a cargo de la selección, porque tuve la esperanza de que si cambiaba otro seleccionador me pudiera convocar. Fue muy frustrante para mí, pasaban mundiales o juegos olímpicos y yo sabía que podía estar allí y no iba a poder llegar.

Hace poco se hizo un ranking de las mejores jugadoras de la historia y me mencionan, sin haber podido ser parte de mi equipo nacional, es un reconocimiento pero también una lástima.

Era una generación de jugadoras la de Argentina muy buena con Carolina Sánchez, Nicolini, Vega y en el femenino una jugadora te cambia para mejor creo que habría podido ayudar al equipo. “

Como fue ser una deportista de alta competencia lesbiana en aquel contexto de 30 años atrás?

“Creo que por eso tengo un amor incondicional con San Pablo, ha sido una ciudad que marca tendencia siempre en Brasil. Desde lo que tiene que ver con lo social en general y con las condiciones sexuales también. En Argentina esto viene cambiando probablemente en los últimos diez años San Pablo se adelantó. Hoy vemos que una de las más destacadas presentadoras de tv aquí es Lizzy Tagliani, eso hace 20 años era impensado. Brasil estuvo siempre al frente en estos temas no solo en lo que compete al género sino en cuestiones raciales. Cuando llego allí conocí gente negra por primera vez, yo aquí vivía en Mataderos, no había negros, fue muy importante el cambio, entendí la importancia de cada lucha.

Hoy existen leyes que resguardan los derechos de cada sector y son respetados.

Luego llego a España en el pos dictadura de Franco así que viví una apertura que era muy marcada. Desde Almodóvar apareciendo por el mundo con sus películas y una movida cultural enorme. La gente vivía con mucho menos prejuicios.

En mi formación hubo cosas muy interesantes, pase de una cultura en Brasil de un basquetbol más abierto a ir a Europa donde mi entrenadora era la esposa de Ranko Zeravicka, escuela yugoslava, casi una cultura de la guerra fría, entrenamientos muy estructurados y rigurosos. Recuerdo que hasta nos organizaban torneos de ajedrez dentro del equipo, para mejorar nuestro pensamiento táctico, cosas así eran permanentes. Allí conocí a Kukoc, y a Petrovic antes de su lamentable accidente. Era un básquet muy conceptual y muy técnico. Nos faltaba, la llegada de la tecnología y las estadísticas. Pensa que en femenino el FIBA organizar se implementó recién hace once años.

El mundo viene cambiando aceleradamente, aquí Federico Susbielles implementando mi llegada como directora del femenino es revolucionario, creo que es mérito de él. Empieza esta función en los clubes, por ejemplo el caso de Obras con Gabriela Casini y seguramente se va a ir implementando cada vez más.”

Cuáles son tus impresiones sobre la actualidad de nuestro basquetbol femenino?

“Hemos logrado cambiar un concepto clave. No le quitamos algo al masculino para dárselo al femenino. Mantenemos lo que tiene que tener cada uno y aumentamos de acuerdo a las necesidades para ambos.

Los logros del masculino no están en discusión son genuinos, pero el femenino al mismo tiempo necesita su espacio. No es un combate de géneros. No hay que quitarle un preparador físico al masculino para que tengamos preparador físico. Lo mismo pasaba en los clubes y debe ir cambiando.

Hoy el femenino vive la obtención de un título sudamericano después de setenta años, la obtención de una medalla de plata panamericana en la competencia de 3×3 y ojala cuando salga esta entrevista hayamos ganado otra medalla en Lima. Tenemos idolas para las más jóvenes, Melisa Greter, Florencia Chagas, pero esto tenemos que desarrollarlo. Si una niña busca la camiseta de alguna de estas jugadoras, no la puede conseguir. Tenemos que poder enlazar, las personalidades, con la difusión y sus posibilidades de mejorar los sponsors que nos identifiquen. Argentina vive un momento propicio para el desarrollo del deporte femenino, empezó con las leonas y sigue con el básquet, el vóley y otras disciplinas. Tenemos que acompañar el crecimiento con una organización que contenga esto. “

El éxito en el desarrollo del femenino trae aparejado un éxodo a ligas internacionales como afecta esto al medio local?

“Como directora de selecciones veo este proceso con agrado, sin ninguna duda, el nivel de competencia que van a adquirir nuestras jugadoras va a darnos un nivel de competitividad mayor que el actual, seguramente. Si me coloco como directora de desarrollo me causa una preocupación porque implica una renovación en el orden interno que no sería en la cantidad deseada, por eso la difusión de nuestros ídolos es clave. El ejemplo del hockey es claro, hace 25 años era un deporte como cualquier otro, hoy a partir de Luciana Aimar y otras tantas, crecieron significativamente. Si logramos que la salida de nuestras mejores jugadoras se difunda y se replique en la formación de nuevas jugadoras, seria excelente para lograr generación de nuevas atletas. En esto la liga profesional que no depende de la CABB, tiene un papel fundamental.

Por otra parte creo que a nivel nacional lo que va a profundizar la promoción y el aumento de la cantidad de jugadores va a ser el 3×3. Lo que el potrero fue al futbol, va a ser el 3×3 al basquetbol. Es más fácil de implementar, necesitas un espacio más reducido, un solo tablero y para trasladarse, es más económico. Se moviliza el equipo con la mitad de las personas que se moviliza un equipo de 5 vs 5. Si bien es menos técnico y menos táctico, es muy intenso, los jugadores son muy protagonistas y esto ayuda a que se metan en el juego de inmediato. Creo que hay que invertir en el 3×3 para que nos aumenten la cantidad de jugadores para el basquetbol de 5 jugadores.”

Ves una evolución en la jugadora argentina respecto de la época en la que competías?

“Las jugadoras que están en el extranjero están muy bien, realmente al mejor nivel. Nunca vamos a tener el biotipo de los países con raza negra pero si podemos ser técnicamente cada vez mejores. Seguimos teniendo una lucha en la captación con el vóley y te diría que casi con todos los deportes, que buscan chicas altas. Tenemos que lograr ampliar la captación. Hoy África es un suceso porque la NBA ha instalado academias de desarrollo y llevan los jóvenes a desarrollarse allí, los países europeos reclutan también de esa forma y ampliaron así la captación.

Las jugadoras argentinas son muy tácticas y a lo mejor no tan técnicas.

El u 19 ha dado muy buenos proyectos, por ejemplo Sol Castro, sale de Lanús y va con el equipo a Bangkok directamente a jugar un mundial, el salto es muy grande. Si me preguntas concretamente el gran desafío es que las jugadoras no vivan esos saltos tan grandes.  “

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Gráfico2-1.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *