GeneracionDeLiga: Redivo y Fjellerup por Sebastián Ginóbili

Los jugadores Máximo Fjellerup y Lucio Redivo fueron grandes protagonistas de la Selección Argentina que logró la medalla de plata en China 2019. Su formación y su desarrollo no fue otro que en La Liga Nacional, más precisamente en Bahía Basket. Si hay un entrenador que los conoce es Sebastián “Sepo” Ginóbili. El análisis del DT sobre el pasado y presente de cada uno.

Una nueva generación de jugadores jóvenes y talentosos comenzó a escribir su propia historia. La medalla de plata obtenida en la reciente Copa del Mundo FIBA China 2019 seguramente será el primer capítulo de muchos para esta nueva camada de la Selección Argentina. Máximo Fjellerup y Lucio Redivo se formaron y crecieron en nuestra Liga Nacional y en un club modelo como Bahía Basket. Sebastián Ginóbili, el entrenador que los tuvo a cargo durante varias temporadas, es palabra autorizada para hablar de los dos jugadores que brillan con la camiseta celeste y blanca. 

En cuanto a la llegada de Maxi Fjellerup a la institución bahiense, Sepo Ginóbili cuenta: “A Maxi lo habíamos contratado y tuvimos que adelantar su llegada por la lesión de Diego Gerbaudo, así que llegó con 16 años. Con una semana entrenando con nosotros ya tuvo que debutar, me acuerdo patente de esa cara, era un nene realmente, con muchísimas condiciones. Pero con un físico muy chiquito, muy atlético. Su debut fue raro porque fue de una semana para otra por la lesión de un compañero”.

Sepo lo define como “un jugador con mucho talento, muy abocado a su trabajo, muy enfocado en sus objetivos. Se disfrutaba trabajar con él”.

Maxi Fjellerup (21 años) fue bicampeón de Liga de Desarrollo y MVP en 2016 jugando para Bahía Basket. En la organización que lidera Pepe Sánchez debutó en la máxima categoría el 19/02/14, contra Boca. Viene de ganar La Liga Nacional y Liga de las Américas con San Lorenzo de Almagro, donde seguirá en 2019/2020.

Sobre Lucio Redivo, quien fue captado por Bahía desde el club Atlético Pacífico a los 16 años, el actual entrenador de Instituto sostiene: “Lucio era más del trabajo, de la repetición, de enfocarse, de su especialidad, que en ese momento era el tiro, su juego pasaba mucho por ahí, era revulsivo. Hasta que con los años empezó a mejorar, tuvo otro tipo de condiciones como la visión y la importancia de la defensa”.

“Protagonistas eran los dos en todos los partidos, porque eran jugadores importantes en el funcionamiento, era un equipo joven. Lucio entraba desde inicial, Maxi venía desde atrás”.

Lucio Redivo (25 años) debutó en la Liga Nacional con Bahía Basket el 07/10/12, contra 9 de Julio. Fue elegido jugador de Mayor Progreso en 2015/16. Fue campeón de la primera edición de La Liga de Desarrollo, en 2015.

“En cuanto a experiencias y anécdotas, una de ellas fue justamente la de Maxi, que llevaba una semana con nosotros y no sé si estaba preparado para debutar, pero no lo hizo mal y de Lucio recuerdo que estábamos disputando playoffs, creo que era la serie contra Argentino que jugábamos la Final de la Conferencia, y como le quedaba corto el horario de entrenamiento, se iba a tirar y a jugar uno contra uno a Pacífico y previo a esa serie se dobló el tobillo y no pudo jugar en un cien por cien pero metió el último canasto que definió el playoffs”, detalla el DT.

Sepo Ginóbili analiza este gran presente de los dos jugadores que entrenó y dirigió en Bahía Basket: “Me emociona verlos ahí. Los conozco, los tuve tres, cuatro años, a los dos en el equipo, vi su crecimiento, vi la forma que trabajan, vi que tenían objetivos altos y que los fueron cumpliendo con sus tiempos. Que tengan la posibilidad ahora de jugar un Mundial, una final, me llena de orgullo. Todo lo que están logrando se lo merecen y sobre todo se lo ganaron con mucho trabajo, dedicación y relegando muchas cosas a sus edades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *