#GeneracionDeLiga: Brussino por Ariel Rearte

De Cañada de Gómez a subcampeón del mundo. Nicolás Brussino es uno de los integrantes de la #GeneracionDeLiga que formó parte de este equipo histórico que conquistó la medalla de plata en la Copa del Mundo FIBA China 2019. El entrenador Ariel Rearte, quien fue asistente de Nicolás Casalánguida en Regatas, nos ayuda a conocer un poco más al jugador que llegó al elenco correntino en el año 2012.

“Un chico de familia, muy dócil, buena gente y humilde” esas son las palabras que utiliza Ariel Rearte para referirse a Nicolás Brussino, quien se incorporó a Regatas de Corrientes en el 2012 como juvenil cuando el actual entrenador de Comunicaciones era asistente de Nicolás Casalánguida.

“Se sumaba a una dinámica de trabajo nueva y no tuvo problemas de adaptación para nada, muy dispuesto a trabajar. Nos llamó mucho la atención su facilidad para tirar de muy lejos al aro. No modificaba su mecánica para tirar de nueve metros y ya tenía una capacidad de pase tremenda por la edad y su tamaño”, cuenta el DT sobre las cualidades del jugador nacido en Cañada de Gómez.

Sobre su desarrollo físico dice que “se ocupó mucho Guillermo Stieg. Nico hizo mucho trabajo extra de técnica individual defensiva; ofensivamente tenía muchos recursos y enfocamos mucho la mejora defensiva desde la postura y los desplazamientos. El quería hacerlo y eso ayudó y fue clave. Llegó ya muy maduro, además Javier Martínez lo puso a su lado y le fue transmitiendo mucho de su mentalidad. Y Nico (Casalánguida) cada vez que podía lo hacía jugar momentos importantes en los juegos”.

Nico Brussino (26 años) fue campeón de La Liga Nacional con Regatas Corrientes en 2012/13. Elegido mejor sexto hombre de La Liga 2014/15. Antes de ser contratado por Dallas (NBA) pasó por Peñarol de Mar del Plata. Había debutado como profesional en San Martín de Marcos Juárez en el TNA (actual Liga Argentina).

Su debut en un torneo internacional

“Recuerdo el día que debutaba en un torneo internacional, Liga de las  Américas en Brasilia, y Paolo (Quinteros) llegó un poco cargado y en el primer juego fue Nicolás titular. Terminó metiendo 8 o 9 triples y jugó casi todo el partido.  Fue una de las primeras veces que se lo vio explotar su talento. Creo que tenía 19 años en ese momento”. 

El aporte de La Liga Nacional en su formación

“La Liga le aportó poder ser parte de un programa de desarrollo muy importante como el de Regatas (Javi Saiz, Manu Buendia, Ale Zurbriggen, Fabio Vieta, Juampi Arengo, era un grupo muy bueno en el trabajo diario) y de allí saltar al profesionalismo con una base sólida. La Liga sigue siendo un eslabón de formación muy importante. Las exigencias son muy altas y hay que trabajar mucho para responder bien. Más cuando uno es tan joven y ya tiene responsabilidades”.

“Verlo jugar me genera alegría. Por él, por todo lo que se sacrificó por ser mejor cada día y por su familia, que estuvo muy presente apoyándolo desde chico”, sostiene el DT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *