El Madrid pierde la racha en la cancha maldita del CSKA

Los blancos caen después de 13 triunfos seguidos con la anotación más baja en Europa de la era Laso. En los últimos 28 minutos, solo 29 puntos. No ganan en Moscú desde 2008.

El ogro ruso, el CSKA, volvió a engullir al Madrid. No hay otro equipo que le haya ganado tanto en la historia de la Copa de Europa (20 a 32 es el balance). La pista moscovita fue de nuevo un muro insalvable para los blancos, tanto que es la única de la actual Euroliga donde Laso no ha ganado nunca tras siete intentos (con el Valencia solo ha jugado una vez en Europa y perdió, pero sí le ha superado en la Liga).

Una derrota especialmente traumática esta vez, porque el CSKA llegaba con dudas y plagado de bajas (Hackett, Strelnieks y Clyburn, aunque el Madrid también tenía fuera a Rudy y a Randolph fuera). Traumática porque llegó a dominar por 12 puntos (14-26) en el minuto 12 y en los 28 restantes solo añadió 29 para los 55 finales.

La anotación más baja en la Euroliga desde 2010 (49 al Charleroi) y las más baja desde el fichaje del técnico vitoriano (hasta ahora el 54-58, victoria en cancha del Panathinaikos en la 2012-13). Y traumática por tercera vez, porque como en enero de 2014 el Real vio perder su mejor racha europea de siempre en la competición frente al CSKA.

Como entonces se queda en 13 victorias seguidas, no caía desde el 30 de octubre en Múnich. El CSKA corta así el intento madridista de batir su récord, que es el absoluto de la historia de la Copa de Europa en una misma temporada: 18 triunfos encadenados. Un duelo pésimo en el que los ataques naufragaron y el que menos falló, Mike James, ayudó a decantar la balanza: 19 de los 60 tantos del equipo del Ejército, aunque 6 de 18 en tiros de campo. Si el CSKA repite varios partidos como este, los perderá casi todos. Pero este lo ganó, frena al colíder y se da un impulso en la clasificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar