28 de mayo de 2020

El día en que Sabonis pulverizó todos los registros: Se cumplió 25 años…

Sonaba por la vieja radio el «Believe» de Elton John. Eran días de Madonna y Take That y de grandes carteles anunciando «Casino» en los cines, mientras en el país se hablaba del Caso Roldán. En la ACB, aquel 31 de marzo de 1995 se disputaba la Jornada 36, antepenúltima de la fase regular, marcada por el regreso de Corey Crowder al Barça, por el duelo entre las revelaciones Unicaja y Taugrés y por un Coren Orense-Real Madrid con todo el morbo del mundo tras lo visto meses antes.

Y es que el 4 de diciembre de 1994, el conjunto gallego completó la gesta de ganar in extremis en la cancha del Real Madrid (78-79) tras un epílogo repleto de polémica, con una de las tanganas más grandes vistas en canchas españolas.

Sabonis, con un papel principal como verdugo y víctima en aquella gigantesca pelea, pareció esperar con especial ganas el reencuentro con James Bryson y Chandler Thompson, en el Pazo Dos Deportes de Ourense. Un récord estaba a punto de nacer.

El Real Madrid ganó por 80-93, mas ese partido cobra valor en el tiempo, y ya va un cuarto de siglo, por la excelsa e inimaginable valoración que alcanzó el pívot lituano: ¡66! Aún hoy nadie superó esa marca, todo un récord histórico de la acb.

Sabonis acabó con 32 puntos, merced a su 6/6 en tiros libres, 10/15 en tiros de 2 y 2/2 en triples. Además, atrapó 27 rebotes, de los cuales 24 fueron en defensa, igualando otra marca de otro mundo que nadie superó en Liga Endesa y que él firmó por partida doble Por si fuera poco, le quedó tiempo para recuperar 5 balones, repartir 3 asistencias y forzar 6 faltas personales a sus rivales durante sus 40 minutos de juego.

Aquella temporada, en sus palabras, fue la mejor en España. «El equipo estaba muy unido y el ambiente era fantático»Sabonis promedió en acb 22,8 puntos, 13,1 rebotes, 2,5 tapones, 2,4 asistencias y 34,2 de valoración con un Real Madrid que, pese a proclamarse campeón de Europa, no pudo llegar a la final liguera, aquella mítica conocida por el no-triple de Ansley entre Barça y Unicaja.

Lo intentaron muchos, antes y después. De los 58 de valoración de Jeff Lamp en la 91-92 a los 52 de Landesberg en la 2017-18. De Henry Turner (55) a Luis Scola (52), pasando por Granger Hall (54), Jordi Pardo (52), Michael Smith (51), Tony Smith (51), Bernard Hopkins (56) o Terquin Mott (54). El que más se acercó fue Randy White, con 60 de valoración en la 95-96, si bien en este siglo la mejor marca la sigue teniendo un Pete Mickeal que consiguió llegar a los 54 créditos en la 2005-06.

Sus 66 siguen en lo más alto y aquel 31 de marzo de 1995, del que hoy se cumplen 25 años, continúa marcado en el calendario con la misma fuerza que el primer día. Nadie ha vuelto a realizar algo parecido.

Sabonis: «Ningún récord dura toda la vida»

En el décimo aniversario de su gesta, hablamos con Arvydas Sabonis en acb.com, que una década más tarde aún se sorprendía con su marca: «No me acordaba del récord. Han pasado muchos años y muchos partidos. Tengo algún recuerdo de aquel partido, aunque no tenía claro que en ese choque hubiera conseguido la marca que aún perdura».

«En la NBA hice buenos partidos pero nunca con esos números, sobre todo porque no es nada sencillo que se produzcan en el mismo día tantos rebotes y tantos puntos con pocos fallos. Y en ACB tuve otros buenos partidos con valoraciones de 40, pero 66 son muy difíciles de conseguir. Para capturar tantos rebotes, tiene que haber muchos tiros fallados y eso no es tan fácil. ¿Que alguien lo supere? Es posible que se den las circunstancias adecuadas y pueda lograrse. Ningún récord dura toda la vida y estoy seguro que algún jugador en algún momento lo mejorará. La cuestión es quién y cuándo», añadió.

«Únicamente lo podía lograr Sabonis»

Es curioso observar la hemeroteca y comprobar cómo, aquellos 66 de valoración de Sabonis no hicieron tanto ruido en su día. Quizá, la mejor explicación la diera en el décimo aniversario Javier García Coll, antiguo compañero: «Recuerdo aquel partido, aunque vagamente. Ahora a la gente le puede parecer increíble que los que estábamos allí no tengamos grabada en la memoria aquella exhibición, pero lo cierto es que aquella temporada cada partido de Sabonis era algo parecido».

Tres vídeos imprescindibles sobre el legendario Sabonis

«No he visto nunca un jugador tan determinante como él. Fallaba pocos tiros, defendía como nadie, condicionaba la forma de jugar de todos los rivales y tenía un gran instinto para el rebote. Veo difícil que alguien supere este registro, porque hay que hacer muchas cosas bien para lograr un 66 de valoración. En ese año Sabonis estaba a un nivel espectacular».

Por su parte, Zeljko Obradovic, su entrenador en aquel Real Madrid, sí tenía más nítido aquel encuentro en su cabeza: «Recuerdo perfectamente aquel partido en Ourense, la estadística fue increíble. Estaba a un nivel increíble. Creo que un récord como el que logró en Ourense únicamente lo podía conseguir Sabonis. A un buen nivel físico, él es el jugador más decisivo que he dirigido en mi carrera. Cuando estaba bien, nada podían hacer los rivales. Era el mejor».

En ese partido:

Ficha técnica
COREN OURENSE 80 (40+40):
 Armstrong (32), Pérez (6), Thompson (26), Bryson (10), Wood (0) -cinco inicial-; Aísa (0) y Crujeiras (6).

REAL MADRID TEKA 93 (40+53): Antúnez (4), Coll (3), Henry (6), Martín (3), Sabonis (32) -cinco inicial-; Cargol (4), Lasa (0), Santos (13), Arlauckas (24) y Biriukov (4).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may have missed