18 de mayo de 2021

Basquetformativoolavarria

Magazine de basquet

Los Warriors derrotaron a los Nuggets por 116-107, con una fantástica actuación del base, que anotó 53 puntos,

3 min read

Antes de empezar el partido, Stephen Curry ya sabía que estaba a un paso de ganarse otro lugar en la historia de la NBA: el de convertirse en el máximo anotador en toda la historia de Golden State Warriors. Necesitaba sumar apenas 18 puntos. Le bastó apenas el primer cuarto para superar la marca del recordado Wilt Chamberlain (17.783 points) y pasar al frente como mejor artillero de los GSW, aun cuando ya es una leyenda viva dentro de la franquicia de San Francisco. Y el base de 33 años redondeó una actuación descollante con 53 puntos (10/18 en triples), que incluyó un cruce con pimienta frente a Facundo Campazzo.

Curry fue a sacarse pronto de encima la ansiedad, y con 21 puntos en el primer cuarto ya había superado la plusmarca de Chamberlain. Michael Porter (9 puntos en ese lapso) mantuvo cerca a Denver, en un arranque de alto goleo, con los Warriors arriba por la mínima (33-32).

Campazzo entró para el segundo cuarto y contribuyó con un triple para que Denver estuviera arriba por una máxima de 7 puntos (42-35), en un tramo en el que la segunda unidad de Denver se manejaba mejor que la de Golden State. Pero los Nuggets no terminaron de lograr una distancia importante, y finalizaron la primera mitad con apenas cinco de distancia al frente (61-56). Antes del cierre, el cordobés aportó una asistencia para un triple de Jamal Murray y un exquisito robo sobre Curry.

https://twitter.com/KNBR/status/1381822300996038657?s=20

Todo cambió en el tercer parcial, todo en azul y amarillo. Curry volvió con todo, secundado por Draymond Green, que a su vez se encargó de marcar con defender con acierto sobre Jokic. A Campazzo le tocó la tarea más compleja: contener a Curry, que fue decisivo para una remontada incontenible y cerrar arriba 99-83 (parcial de 43-22). El cordobés trató de imponerle rigor físico, pero el histórico base de los Warriors estuvo en una de sus noches intratables. Más aún: en uno de sus aciertos de tres, con un tiro imposible, Curry volvió a su campo señalando al argentino. Pero, claramente, no estaba a gusto con la marca áspera que le propuso el cordobés, que ganó y perdió en ese terreno. Eso sí: apenas concluyó el encuentro, hubo un saludo de reconocimiento entre ambos.

https://twitter.com/BasketArgentina/status/1381832437467074560?s=20

Más allá del duelo con el estelar Curry, Campazzo redondeó una buena actuación, con 6 puntos (2/2 en triples, 0/1 en dobles), 3 rebotes, 2 asistencias y 4 robos, todo en 21 minutos de juego. Pero no alcanzó dentro de otra noche apagada de Denver, que a partir del tercer parcial tomó malas decisiones y perdió el control del juego. Para colmo, en los últimos segundos del partido perdió a Jamal Murray, por una lesión en la rodilla izquierda que seguramente lo marginará de algunos encuentros, y muy posiblemente eso signifique más minutos de juego para Campazzo.

Al margen, fue una mala noche para los Nuggets, que ya venían de sufrir una debacle tremenda el domingo frente a Boston, y en esta derrota frente a los Warriors tampoco mostraron una saludable reacción anímica. Pese a la segunda caída en fila, Denver continúa cuarto en el Oeste (34-20), mientras que Golden State -todavía muy dependiente de Curry- siguen décimos en la misma Conferencia (26-28). El miércoles, en el Ball Arena, los Nuggets recibirán a Miami Heat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.