67-59: Francia supera la depresión y logra el bronce

De Colo y Fourier lideraron la remontada de los galos, que mediado el tercer cuarto perdían por 15

Francia se sobrepuso mejor de la frustración vivida en semifinales y ganó el partido por el bronce ante una Australia que, nuevamente, fue de menos a más (67-59). Es el segundo bronce consecutivo del combinado galo en un Mundial tras el logrado en 2014 en España y significa un premio digno para un grupo de jugadores de gran talento que podían aspirar siendo realistas a este puesto.

De Colo (19) y Fournier (16) ejercieron de líderes anotadores para Francia que se mostró competente en el juego interior y superó su crisis de mejor manera. Les ‘bleus’ (esta vez de blanco) llegaron a perder por 15 puntos mediado el tercer cuarto pero tuvieron paciencia y determinación para superar ese momento y protagonizar una buena remontada.

Los dos equipos manejaron la depresión como pudieron en un primer cuarto de errores y baja anotación. Australia mandó gracias a las primeras canastas de Patty Mills, con ventajas que llegaron a ser de siete y ocho puntos (8-16) frente a un rival carente de inspiración en el tiro. De Colo trató de encender la chispa con un triple sobre la bocina del final de primer cuarto que situó el 11-16.

Aunque Francia se acercó en el segundo cuarto, ahora con momentos de inspiración de Fournier (18-22), Australia respondió mejor, ahora con Ingles como referente y acciones ofensivas más decididas. Al descanso se llegó con 21-30 para los ‘Boomers’ que, sin hacer un gran partido mostraron algo más de puntería que el rival, absolutamente ofuscado.

Francia tocó fondo en el inicio del tercer cuarto (23-38) pero empezó a mostrar orgullo después con un parcial e 19-6 que le acercó a dos (42-44, min 29) con De ColoFournier Batum dominando en ataque a toda máquina. La racha se mantuvo en el inicio del último, con un acumulado de 27-8 que les dio el control total del partido. A los australianos se les aparecieron los habituales fantasmas de su frustración y fueron acumulando errores en ataque hasta verse nuevamente fuera del podio. Un triple de Albicy, que jugó una muy buena segunda parte, colocó el 63-56 que marcó la sentencia con menos de dos minutos por jugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *